Estoy con muchas dudas….

Y a todas nos surgen dudas en este bonito camino de preparar tu boda

El día de la boda solo hay nervios pero antes hay muchas dudas…

Pues sí, desde que pasé por el lindo camino de ser una novia y no wedding planner, justo desde ese momento sé que Mi Pequeña Boda cambió porque ahora las puedo entender mucho mejor, porque he pasado por todos sus miedos, dudas e inquietudes.

Vamos a obviar las típicas dudas antes de elegir el sitio, el catering, fotógrafo y demás profesionales. Otra de las típicas dudas es siempre… ¿habrá suficiente comida? todas las familias comen más que ninguna…. pero tranquilas habrá suficiente comida si dan con un buen catering, que éste especializado en bodas, ellos no van a jugársela y que ustedes no se queden contentos.

La primera de mis dudas fue si tipo cóctel, si sentados en mesa, si picoteo…. Lo primero que sabía es que las bodas a las que había ido como invitada, en el momento de sentarme me había terminado “aplatanando”, teniendo en cuenta que esto puede pasar más en las bodas por la noche porque todos estamos cansado a las horas que nos sientan a cenar. Así que como opción elegí alargar el cóctel y sentarlos sólo para un plato, aún así mi idea era que por favor no se les hiciera pesado ese momento… aquí el catering juega un papel importante en lo rápido que salen los platos y en los camareros que tenga y lo grande que sea el lugar….

Detalles para los invitados

Así que tras darle vueltas y ver que para nosotros esa era le mejor opción decidimos dar regalos a nuestros familiares más cercanos, así como el ramo, en el momento en que acabaran el plato principal y les fueran entregando la tarta (porque nosotros decidimos no hacer corte de tarta). Así estuvieron entretenidos durante esos momentos pero si, finalmente tu idea es sentarlos para entrante, principal y postre hay alternativas que puedes llevar a cabo para intentar “entretener” en esos momentos.

La siguiente duda que nos surgió y que se fue transformando fue el regalo de los invitados…. tuve claro porque lo vi por Pinterest que sería una llavero pero primero iba a ser uno que pusiera “Piensa, Sueña y Atrévete”, que ese llavero estuviera en una cajita con el nombre de cada invitado y una tarjeta que indicara la mesa donde estaban sentados, es decir, ese iba a ser mi “seating plan”. Aquí surgieron muchas dudas porque para más de 200 invitados, tendría que ser una mesa bien grande donde poner todas las cajitas, además de que se te podía amontonar mucha gente alrededor, además de tener que buscar un “marcasitio” para indicar el lugar donde iban ubicados en cada mesa. Así que finalmente, tras darle muchas vueltas decidimos hacer un llavero con el nombre de cada invitado que hiciera de regalo y de marcasitio, sí era más trabajo pero sin duda mucho más personal.

Resultado final

Aquí les pido que sean prácticas que piensen en ustedes como invitadas las de veces que has recibido regalos que al final han acabado guardados o sin ningún uso. Estoy feliz de ver que hay muchos invitados que han usado nuestros llaveros.

Así que hubo que definir un nuevo “seating plan” y me gusto la idea de que fueran porta retratos en un panel, algo como esto:

Seating plan visto en el Jardín de la Marquesa de Arucas

Pero teniendo en cuenta que yo tenía 26 mesas, tenía que ser un panel muy grande o dos paneles…. ¿qué hago ahora? decidimos hacer una visita técnica a la finca y vimos que tenía una pared de piedra donde nos dejaban colocar todos los portaretratos

Resultado final

Y me gusto mucho el resultado final…. 🙂

No quiero aburrirlas, estos son algunos de los ejemplos, algunas de las dudas pero surgieron muchas más…. ahora les hago una reflexión ¿con quién hablé todas estas dudas? ¿quién supo como tenía que colocar los marcasitios con le servilleta en medio? ¿que el seating plan iba en la pared?

Sin duda mi madre fue mi paño de lágrimas….. seguramente la mitad de las cosas no sabía ni de que estaba hablando y aunque que simplemente me escuchara… le costaba proponerme alternativas porque las bodas han cambiado mucho y porque “seating plan” o “marcasitio” son conceptos muy nuevos.

Y la otra persona que sí que tuvo que entender todos los detalles de la boda fue mi otra mitad en este proyecto que es mi tía…..pero me hubiera encantado librarla de esta carga, me hubiera gustado tener ayuda para cargar con los portaretratos, con todos los llaveros, colocar cada una de las sillas de la ceremonia o tener que colocar cada uno de los número de las mesas, tal cual, como nosotros las habíamos distribuido.

Mis ojos cuando me tocó ser novia y no wedding planner

Con ello quiero que entiendas que todos esos pequeños detalles caen sobre nuestros hombros, que nos encanta nuestro trabajo pero implica tener en cuenta muchísimas detalles y permitir que ustedes sean ese día lo que les toca “novia” y “novio” y a sus familiares disfrutar.

Espero haberles ayudado a entender que todas las novias tenemos dudas, que todas estamos en este camino con nuestra incertidumbre, que las entendemos a todas… hemos pasado justo por eso! 🙂

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario